Santa Marta DTCH

.

lunes, 5 de diciembre de 2016

88 años de la masacre de las bananeras




El 6 de Diciembre de 1928 en la población de Cienaga departamento del Magdalena(costa norte colombiana) sucedió una masacre, llamada la masacre de las bananeras, fue uno de los hechos más dramáticos y vergonzosos de Colombia. El presidente de la época en este pais, Miguel Abadía Méndez le dio carta blanca al comandante militar de la región general Cortes Vargas de reprimir la huelga. 

Ese día mas de 10.000 trabajadores de la empresa norteamericana (United Fruit Company) estaban en huelga, pidiendo descanso dominical, mejor atención medica y mejor salario. 

La multinacional llevaba 30 años operando en Colombia en la explotación del cultivo y exportación del banano y otras frutas, pero además aprovechando la falta de legislación le permitía hacer caso omiso de las peticiones obreras. Los trabajadores habían intentado huelgas en años anteriores para mejorar sus condiciones que terminaron sin resultados positivos para los huelguistas. 

En la tarde del 6 de diciembre de 1928 después de casi un mes de huelga de los diez mil trabajadores de la United Fruit Company, fueron citados a la plaza central de Cienaga, corrió el rumor de que el gobernador del Magdalena se entrevistaría con ellos, era un alivio para los huelguistas, pues no habían recibido del gobierno conservador sino amenazas y ninguna respuesta positiva de la empresa. 

En ese momento, las fuerzas armadas al mando del general Cortes Vargas dieron la orden de desalojo en 5 minutos, que fue desobedecida por los trabajadores quienes gritaban consignas contra la multinacional y el gobierno. 

El General Cortes Vargas quien fue el que dio la orden, argumentó posteriormente que lo había hecho, entre otros motivos, porque tenía información de que barcos estadounidenses estaban cerca a las costas colombianas listos a desembarcar tropas para defender al personal estadounidense y los intereses de la United Fruit Company, y que de no haber dado la orden Estados Unidos habría invadido tierras colombianas. Esta posición fue fuertemente criticada en el Senado, en especial por Jorge Eliécer Gaitan parlamentario liberal y defensor de los trabajadores quién aseguraba que esas mismas balas debían haber sido utilizadas para detener al invasor extranjero.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More