Santa Marta DTCH

.

sábado, 29 de octubre de 2011

Mañana domingo 30 de octubre, elección de autoridades locales



La reforma política introdujo varios cambios en el sistema electoral colombiano. Dentro de ellos pueden resaltarse el voto preferente, el umbral y la cifra repartidora. En esta columna quiero aclarar algunos de esos conceptos para que se pueda entender qué va a suceder ese día 30 de octubre, después de que se cierren las urnas.

Voto preferente: Anteriormente los partidos y movimientos escogían el orden en que los candidatos aparecían en sus listas. Ese orden era inmodificable y la gente votaba por el candidato que estaba en la cabeza de la lista. Sin embargo, a partir de la reforma política los partidos y movimientos escogen si van a las elecciones con ese sistema o si prefieren el nuevo sistema de voto preferente. Este nuevo sistema consiste en que se puede votar por cualquier candidato de la lista, independientemente del renglón en que se encuentre. De esta manera, el orden final en que queden los candidatos en la lista se establecerá al final de la votación, y será determinado por el número de votos que obtenga cada candidato. El que más votos obtenga ocupará el primer renglón, seguido por el que lo siga en votos y así sucesivamente. Puede decirse que si con el viejo sistema el orden era escogido por los partidos y movimientos, con el nuevo es escogido por los votantes. ¿Y qué pasa si alguien quiere votar por una lista sin especificar un candidato? Muy fácil. Quien quiera votar por una lista con voto preferente sin especificar un candidato en particular puede hacerlo en una casilla especial que tendrá el tarjetón.

Total de votos de una lista: Anteriormente el número total de votos de una lista estaba determinado por los votos válidos que el candidato que encabezara la lista obtuviera el día de las elecciones. Ese seguirá siendo el sistema de las listas que no escojan el voto preferente. Pero para las que sí lo hagan, el total será el resultado de sumar los votos válidos que obtenga cada candidato de la lista. Si hay votos por la lista sin que se especifique un determinado candidato, éstos se sumarán también pero al total de la lista sin que sean tenidos en cuenta para un candidato en particular.

Umbral: Es el número mínimo de votos que cada lista debe tener para participar en la repartición de curules. Luego de la votación se suman los totales obtenidos por cada lista para una corporación pública y ese número se divide entre el número de curules disponibles en esa corporación. Ese resultado se llama cuociente electoral. Luego esa cifra se divide por dos, y el resultado es un número que se llama umbral. Sólo las listas que como mínimo hayan obtenido esa votación, es decir ese umbral, podrán participar de la repartición de curules para la respectiva corporación.

Cifra repartidora: Se trata de un sistema de distribución de curules ideado a finales del siglo XIX por el matemático belga Víctor D' Hont. Por eso se conoce también con el nombre de “ley d’ Hont” o “sistema D’Hont”. La cifra repartidora es el mínimo de votos que necesita una lista para elegir un candidato y se obtiene dividiendo sucesivamente por uno, dos, tres o más, el número de votos obtenido por cada lista y ordenando los resultados en forma decreciente hasta que se obtenga un número total de resultados igual al número de curules por repartir. Ese resultado menor se llama cifra repartidora y cada lista obtendrá tantas curules como veces esté contenida la cifra repartidora en el total de sus votos. Suena complicado pero en realidad es muy fácil.

Ejemplo: Para elegir once diputados participan en unas elecciones las listas A, B, C, D, E y F. La votación total después de las elecciones es:

Lista A: 168.000 votos.
Lista B: 104.000 votos.
Lista C: 72.000 votos.
Lista D: 64.000 votos.
Lista E: 40.000 votos.
Lista F: 32.000 votos.

Total: 480.000 votos.

Para obtener la cifra repartidora se ordenan las listas de mayor a menor y se multiplican por uno, dos, tres, cuatro, etc… Luego, los resultados se ordenan en una tabla así:

Dividido por
Lista A
Lista B
Lista C
Lista D
Lista E
Lista F
1
168.000
104.000
72.000
64.000
40.000
32.000
2
84.000
52.000
36.000
32.000
20.000
16.000
3
56.000
34.667
24.000
21.333
13.133
10.667
4
42.000
26.000
18.000
16.000
10.000
8.000
5
33.600
20.800
14.400
12.800
8.000
6.400
6
28.000
17.333
12.000
10.667
6.667
5.333
7
24.000
14.857
10.286
9.143
5.714
4.571
8
21.000
13.000
9.000
8.000
5.000
4.000
9
18.667
11.556
8.000
7.111
4.444
3.556
10
16.800
10.400
7.200
6.400
4.000
3.200
11
15.273
9.455
6.515
5.818
3.636
2.909
 
Después de que se ordena la votación de mayor a menor y se divide por 1, 2, 3 y 4 se escogen los once resultados más altos (en rojo), se llega a una cifra menor, que es la cifra repartidora: 34.667. Determinando cuántas veces cabe esta cifra en la votación de cada una de las listas se obtiene el número de curules a que tiene derecho cada lista.

Por consiguiente los resultados finales son:
Lsita A: obtiene 4 curules.
Lista B: obtiene 3 curules.
Lista C: obtiene 2 curules.
Lista D: obtiene 1 curul.
Lista E: obtiene 1 curul.
Lista F: no obtiene curules.

¿Qué pasa cuándo terminan las elecciones?

Todos estos conceptos que he explicado se aplican cuando ha terminado la elección. Cuando se cierran las mesas de votación, los jurados abren las urnas y siguen los siguientes pasos:

1. Se cuentan los votos de cada candidato y se ordenan los nombres en las listas de acuerdo a ese conteo en las listas que tengan voto preferente.
2. Se determina la votación total de cada lista.
3. Se determina cuál es el umbral.
4. Se aplica el umbral y se eliminan las listas que no alcancen a obtenerlo.
5. Se aplica el sistema D’Hont o cifra repartidora y se distribuyen las curules.

Con estas reglas de la política electoral, las elecciones de octubre son un escenario ideal para que los ciudadanos de Colombia elijan a sus mejores gobernantes locales.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More